Las mejores vistas de Marbella desde esta casa

La estratégica ubicación y elevada posición sobre el nivel del mar ofrecían unas vistas inigualables en esta vivienda en Los Flamingos, junto al prestigioso Hotel Villa Padierna y su club de golf. Sus dueños querían una casa diferente, pensada para ellos y al margen de tendencias establecidas para lo que contaron con el arquitecto Antón García-Abril. Es una casa de 1.744 metros cuadrados con un exterior en apariencia sencillo, sin estridencias, y de puertas para dentro hedonismo puro sin ostentosidad, diseñada para ver sin ser visto, con absoluta comodidad en dos plantas, abierta al jardín y al paisaje. Vende The Sibarist.

Ver artículo Volver a artículos de Expansión