Flanqueada por un jardín

Un arbolado de más de cuatro décadas de la bienvenida a esta casa unifamiliar de La Moraleja, una de las urbanizaciones de mayor solera de Madrid. La vivienda, que se vende sin amueblar y necesita reforma, consta de dos plantas y en ellas se ubican cinco dormitorios y el mismo número de baños, despacho, salón dividido en dos estancias comunicadas y comedor.

Volver a artículos de El País¨