¿TE IMAGINAS DURMIENDO EN ESTE FARO?

La vida solitaria del farero siempre ha estado rodeada de un halo de romanticismo, de cierto misticismo que enlaza con la necesidad de conexión con la naturaleza. En este faro en la isla de La Palma (Canarias) se puede vivir esa sensación, con las vistas ofrecen el mar en el horizonte y la isla a sus pies. El Faro de Punta Cumplida y la antigua casa del farero se han convertido en un alojamiento vacacional único y exclusivo, para desconectar durmiendo con el sonido del rumor de las olas de fondo y el olor a salitre en el ambiente –a partir de 6.000 € la semana–. La casa está compuesta por cuatro habitaciones, tres de ellas tipo suite, con las paredes construidas en la piedra volcánica original. Son 135 metros cuadrados con capacidad para ocho personas. Además, a las zonas comunes de sala de estar y cocina, se une un precioso patio central con un porche en el que pasar agradables veladas, áreas exteriores ajardinadas con especies autóctonas y una piscina infinity pool que se funde con el océano Atlántico. Y la torre del faro, con 158 escalones y 35 metros, con unas vistas 360º impresionantes sobre el mar y toda la isla.

Ver artículo Volver a artículos de Elle Decor